SECRETARÍA DE LAS CULTURAS Y ARTES DE OAXACA
UNIVERSIDAD AUTÓNOMA “BENITO JUÁREZ” DE OAXACA
MUSEO DE LOS PINTORES OAXAQUEÑOS
KIRK & JERI CLARK Y
EL COMITÉ ORGANIZADOR
CONVOCAN A LA:


QUINTA
BIENAL NACIONAL DE ARTES GRÁFICAS
SHINZABURO TAKEDA
5a BIENAL (2016)  
TERCERA BIENAL

Presentación

El más japonés de los oaxaqueños, el más oaxaqueño de los japoneneses, como él mismo se ha definido, el maestro Shinzaburo Takeda ha sabido compartir con cientos, quizá con miles de jóvenes, durante décadas de enseñanza, el arduo, ancestral y laborioso arte de la xilografía, el grabado sobre madera. No sólo los amplios y profundos conocimientos que el mtro. Takeda ha aprendido a lo largo de su carrera, viajando por distintos países del mundo, también una forma de colaboración, de mística profesional del trabajo en equipo, ha legado en estos años en que Oaxaca ha sido su morada y campo de creación.
Con el ímpetu, bonhomía y honestidad que lo caracterizan, el maestro Takeda y un reducido pero leal equipo, creó hace seis años la Bienal Nacional de Artes Gráficas que lleva su nombre, y que desde la primera emisión ha soprendido a conocedores y neófitos por la alta calidad de los trabajos postulados desde distintos estados de la República y allende las fronteras del país. En esta, la tercera edición, una muestra del crecimiento de este certamen es la participación de casi 350 artistas, sumando 466 obras concursantes, entre las que predominan las aportaciones de los oaxaqueños, y recibiendo con beneplácito el trabajo de grabadores de la República de Cuba, y de Hungría.
La unión de los esfuerzos del Gobierno del Estado de Oaxaca a través de la Secretaría de las Culturas y Artes, y el trabajo de la comunidad artística y la sociedad civil organizada, han hecho que cada emisión esta bienal sea un éxito, y supere en participantes a la anterior. Este año no fue la excepción, lo que refrenda la voluntad de esta dependencia pública en vincularse directamente con los creadores y la comunidad en general.
La edición de este catálogo, en el marco del Festival Ma(yo) en Oaxaca, es parte de los principios de inclusión y participación ciudadana para hacer posible el conocimiento y valoración de la riqueza cultural. Seculta se ha dedicado, junto con la sociedad civil, a construir políticas públicas que contribuyan a la integración social y promuevan la sustentabilidad, a partir de la reflexión y el asombro que otorgan el arte y la cultura.
Felicidades a los ganadores, y una vez más, con el ánimo de inclusión, participación social y pluralidad en la diversidad, esta bienal se consolida cada vez más.

Andrés Webster Henestrosa
Secretario de las Culturas del Estado de Oaxaca



HA SIDO UN PLACER formar parte de la III Bienal Shinzaburo Takeda, la cual contribuye a la valoración del grabado contemporáneo utilizando las técnicas tradicionales, siempre en el respeto a las reglas de la originalidad.
Es claro el interés que ha despertado esta Bienal en su breve historia, que se demuestra no sólo por el incremento de inscripciones, sino por la calidad, propuesta, imaginativa y técnicas empleadas por los participantes.
En principio, el grabado es un oficio complejo por sus infinitas posibilidades técnicas; es un múltiple y por lo tanto se convierte en un vocero de la imagen urbana, poética, mágica, surrealista, gestual, etc., que además debe dialogar con el lenguaje propio del autor, como queda demostrado en esta selección.
Por lo anterior, la Bienal Shinzaburo Takeda bien se puede inscribir en el ámbito de las manifestaciones gráficas más relevantes, convirtiéndose además en otro valor agregado y escaparate en las artes para Oaxaca, siempre viva y rica desde el punto de vista cultural, artístico y turístico.
Sólo me resta esperar que esta iniciativa continúe in crescendo, al tiempo que felicito y agradezco a todos aquellos quienes contribuyen con su esfuerzo a la realización de este encuentro con el arte en Oaxaca.

Ismael Guardado
Grabador



EN MUCHOS SENTIDOS ESTA participación mía como jurado en la Bienal de Artes Gráficas Shinzaburo Takeda me ha reportado verdaderas satisfacciones, más allá de las expectativas que uno se crea siempre que es llamado a colaborar en un proyecto similar. De una parte, Oaxaca, ciudad que he visitado en otras ocasiones y creí ya me había deslumbrado lo bastante, me abrió nuevos rincones, otras circunstancias para robarme de nuevo. La hospitalidad del maestro Shinzaburo Takeda y su grupo de apoyo fue sin dudas otro regalo extraordinario, que tanto vendría a propiciar el trabajo para el que se nos reunió. Todo el grupo que conformó el jurado aportó una buena jornada, desde sus experiencias diversas, en un excelente clima de armonía y respeto, hasta aproximarnos a la difícil decisión de dejar al reducido grupo de obras a exponer y, seguidamente, a definir aquellos a los que se les distinguiría con uno de los premios o menciones.
Si algo quiero recalcar es cuánto debí ceder cuando resultaba necesario
seguir bajando el número de obras, hasta ajustarnos a la cantidad
preestablecida. Aquellos cuyas obras no estarán en la muestra, siéntanse
por encima de este momento ingrato y sigan adelante: la calidad general
de los envíos era muy alta y un número implacable cayó sobre ustedes. El
que tropieza y no cae, adelanta camino.
Para mí, que llegué de otro país, así, sin conocer a ninguno de los participantes
ni la movida del grabado mexicano más joven en especial, puedo
asegurar que viví una jornada espléndida y gratificante.

Ángel M. Ramírez
Grabador y pintor cubano


CADA DOS AÑOS EL Mtro. Shinzaburo Takeda y su equipo de colaboradores se embarcan en la gran misión de crear, sustentar y promover la “Bienal Takeda”. En esta, su tercera emisión, con más de 348 participantes, los jurados tuvimos, la gran oportunidad de observar la producción gráfica de distintas partes de la República Mexicana, y conocer así la propuesta de los más de 300 artistas.
En la edición anterior, Segunda Bienal, en la cual también colaboré como jurado, hubo la participación de poco más de 290 trabajos, con lo que para la Tercera Bienal se duplica la cantidad de trabajos recibidos. Lo que se refleja no sólo en la cantidad del trabajo recibido, sino a nivel de difusión, colaboración entre instituciones, así como el interés de los propios artistas.
El proceso de selección está sistematizado. En esta ocasión fuimos siete miembros del jurado. A cada uno se le otorga una bolsa con papeles de un mismo color (esto es, un color para cada jurado). En ese momento uno es libre de circular entre las obras para ir emitiendo sus votos. Apreciamos las piezas de manera detenida, algunas veces cruzamos palabras con otros jurados, o preguntamos técnicas; inclusive –si queríamos saber la procedencia, y la semblanza del participante– los colaboradores del Mtro. Shinzaburo nos proporcionaban todos los datos. De más de 460 piezas, en un par de primeras rondas seleccionamos 200, después la selección se redujo a 80, y posteriormente, ya con trabajos de muy alta calidad, seleccionamos las 58 piezas que estarán presentes en la exposición.
Posteriormente –y después de discusiones y platicarlo entre los jurados, defender y ceder ante la postura de cada uno–, vino lo más difícil: definir las 10 obras premiadas.
Creo que la Bienal que promueve el Mtro. Takeda, en poco tiempo será una de las más importantes a nivel nacional, destacando los apoyos que recibe, y que en un primer momento sirve como plataforma para los jóvenes (y no tan jóvenes) artistas al exhibir su trabajo en diferentes espacios. Esta bienal es el esfuerzo de un maestro por apoyar a las futuras generaciones dentro del arte de grabado. Ésta debiera ostentarse como una bienal estatal, pero igual y perdería la credibilidad y la autogestión con la que nació la Bienal Takeda, y correría el riesgo de perderse con el primer cambio de gobierno. Esperamos que en un futuro la Bienal del Mtro. Takeda siga incrementando sus participantes y que pueda hacer eco, en el ámbito nacional, como una bienal nacida en Oaxaca, abierta para todo el mundo.

Guillermo Fricke
Director del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca



EL DÍA 8 DE MARZO del 2012, en las instalaciones de la Universidad “Benito Juárez” de Oaxaca se llevó a cabo la selección de obra dentro del marco de la tercera edición de la Bienal Shinzaburo Takeda.
Convocatoria que se sitúa cada vez más a nivel nacional.
En esta edición se pudo observar una mayor participación: resultado de ello, las 460 piezas recibidas, todas ellas de gran calidad. Otro de los elementos que enriquecen esta bienal, sin duda son los diversos temas, estilos y técnicas utilizadas, incluso en una misma impresión.
En cada uno de los trabajos se reflejó el interés por mostrar la creatividad, motivo que me provoca mucha satisfacción: ver que el artista sigue en una búsqueda constante.
Para la selección fue importante darle a cada una de las piezas un espacio para detallar los elementos dentro de la composición, elementos que, en algunos casos, estaban cargados de gran tradición; muchos otros, influenciados por los medios televisivos, e incluso otros totalmente abstractos.
Es un gran honor poder participar en este tipo de actividades, donde se abren los espacios para poder observar lo que se está gestando en la gráfica en nuestro país. Observar por dónde va el interés de los creadores.
Es una oportunidad que se abre para dar a conocer lo que sucede en una placa de metal, piedra, linóleo, etc.
Sin lugar a dudas, el maestro Shinzaburo Takeda, es uno de los artistas visuales más importantes de nuestro país radicado en Oaxaca, donde ha formado a cientos de jóvenes oaxaqueños, provocando en ellos el gusto por la gráfica. Por ello, agradezco la confianza que me otorgó al permitirme formar parte de esta tercera Bienal. Le agradezco también por brindarle a los artífices esta oportunidad, y al espectador el deleite de disfrutarla.

Gabriela Guzmán Velásquez
Directora del Museo de los Pintores Oaxaqueños



ES SABIDO QUE LAS artes gráficas gozan de buena salud en México, sin importar los desastres de la economía o de la sociedad vulnerada por la violencia. Mayor amago a este antiguo oficio implican las ya no tan nuevas tecnologías digitales, cuya capacidad para emitir reproducciones de alta resolución parece el mayor reto que se presenta a las tradiciones de la imprenta mecánica. Sin embargo, el arte del grabado se mantiene vigente en un país que debe gran parte de su imaginario y de su cultura popular a los buenos oficios de creadores que van desde Manuel Manilla y Gabriel Vicente Gahona, pasando por el infaltable José Guadalupe Posada, a maestros más recientes, como los del Taller de Gráfica Popular, los impresores de calendarios de Galas de México, el historietista Gabriel Vargas y los pintores José Luis Cuevas, Vicente Rojo y Francisco Toledo, por mencionar sólo algunos casos sobresalientes.
La Bienal Nacional de Grabado Shinzaburo Takeda es la iniciativa de un veterano creador japonés radicado en México, y sostenida por un grupo de artistas e instituciones de Oaxaca, para reconocer la vigencia de las artes gráficas en nuestro país y otras naciones.
Con tres ediciones desde su creación en 2008, la Bienal Takeda ha recibido una respuesta alentadora desde su inicio, y en su tercera convocatoria rebasó toda expectativa al congregar 466 obras de 348 grabadores de todo el país.
Atestiguar la evolución de este notable certamen artístico constituye un privilegio y un motivo de júbilo. No sólo la participación en la Bienal es nutrida, sino que la calidad de los trabajos recibidos convierte la selección de obras en una tarea tan sugestiva como exigente. De los cientos de trabajos concursantes, no menos de cien merecerían exhibirse en los sitios más prestigiados de México. Por ello, reducir esa proliferación de buenos grabados a medio centenar de piezas se vuelve un reto para quienes son convocados a definir la muestra representativa en cada Bienal.
Inevitablemente, los integrantes del jurado seleccionador ven descartadas algunas de sus recomendaciones durante el estricto proceso que permite integrar la exposición que ahora se presenta al público. Creo que para quienes hemos debido asumir la responsabilidad colectiva de incluir u omitir alguna obra en la Bienal Takeda, la lección de justicia artística es un recordatorio de que el talento creador sigue reservando sorpresas en México, para satisfacción y aliento de todos.

Jorge Pech Casanova
Subdirector de Fomento al Arte
del Centro Cultural Universitario de la UABJO



¿ADÓNDE VA EL ARTE plástico que piensa en el prójimo?
Es una expresión de su propia fuerza consciente o inconsciente.
Otra inclinación es contar historias fantásticas, o describir el estado mismo de destrucción.
O sea, el dolor, el crimen, el homicidio y la violencia.
Nuestra sociedad gira, totalmente, en torno a la información.
La información satisface nuestra curiosidad y nuestro deseo por el conocimiento.
Pero, ¿esta sensación de satisfacción es el verdadero sentido de realización que perseguimos?
A mí me deja una inquietud.
Es igual que una sensación de satisfacción fisiológica.
Las glorias que consiguieron los gigantes del muralismo mexicano, como Rivera, Siqueiros y Orozco, ¿son equivalentes a los puntajes que ganamos?
¿O son diferentes?
El egocentrismo se ha convertido en una persecución del ser humano; se esclarece la complejidad humana y se observan los pliegues más recónditos del alma.
Quizá el arte ha superado al ser humano, y frente a esta realidad no sabemos qué hacer con lo complejo de sus resultados.
Yo no puedo hacer ningún comentario frente a esta situación complicada y extraña.
Seguramente estamos presenciando el nacimiento de nuevas semillas que crecerán en el futuro.
Envío mis aplausos y mi simpatía a los guerreros de la nueva época que están luchando.
Para los artistas sinceros que se enfrentan con las propias creaciones, en medio de la gente que baila creyendo que ha superado la existencia humana.

Shinzaburo Takeda



CONVOCATORIA
FORMATO para entrega
4a B I E N A L (2014)
COMENTARIOS
PREMIADOS
SELECCIONADOS
EXPOSICIONES
CATALOGO
3a B I E N A L (2012)
COMENTARIOS
PREMIADOS
SELECCIONADOS
EXPOSICIONES
CATALOGO
2a B I E N AL (2010)
COMENTARIOS
PREMIADOS
SELECCIONADOS
EXPOSICIONES
CATALOGO
1a B I E N A L (2008)
COMENTARIOS
PREMIADOS
SELECCIONADOS
EXPOSICIONES
CATALOGO
SHINZABURO TAKEDA